Presentación de la Virgen Niña en el Templo

Presentación de la Virgen Niña en el Templo

Hoy, 21 de noviembre, celebramos otra festividad en honor a nuestra Madre, la Virgen. Se trata de la presentación de la Virgen niña en el Templo. Aunque es algo desconocido por la mayoría, en muchos de los calendarios que todos tenemos en casa, aparece esta festividad.

Y algunos de los lectores de esta noticia se preguntarán: ¿Y qué festividad es esa?
Según los Evangelios apócrifos, que son los que recogen esta historia, nos cuentan que los padres de la Virgen, San Joaquín y Santa Ana, tras varios años de matrimonio, habían llegado a edad avanzada sin lograr descendencia. La angustia de Santa Ana por esta esterilidad, la llevó a rezar a Dios desesperadamente pidiéndole un hijo, prometiéndole ofrecérselo al Señor, si así se lo concedía.

El Señor la escuchó, y el resultado fue la concepción y posterior alumbramiento de una niña a la que llamaron María, la Santísima Virgen.

En agradecimiento a Dios por ello, y cumpliendo su promesa, cuando la niña alcanzó los tres años de edad, San Joaquín y Santa Ana tomaron a su hija y, junto a varias doncellas hebreas, la llevaron al Templo de Dios, donde fue recibida por el sacerdote quien, tras bendecirla, exclamó:

«El Señor ha engrandecido tu nombre por todas las generaciones, pues al fin de los tiempos, manifestará en ti su redención a los hijos de Israel».

Allí permaneció dedicada a la oración hasta sus desposorios con San José.

virgennina

Cierto es que no es una historia muy conocida, pero en España hay muchos colegios religiosos que celebran este día bajo el nombre de la «Fiesta de la Niña María». Los pequeños suelen dedicarle a la Virgen unas letras que hoy, desde aquí, nosotros también le dedicamos a nuestra Madre:

virgennina2«Al Templo dando alegría,
A las doncellas modelo,
Que hermosa Reina del cielo,
Subís al Templo, María.

Cuando al Templo os presentáis,
Para rendiros a Dios,
El Templo se rinde a Vos,
Que en Templo vivo, brilláis,
Templo sois que en bizarría,
Sobre aquel remonta el vuelo.

Es vuestra entrada en el Templo,
Dulcísima Madre nuestra,
La que el camino nos muestra,
La que nos da luz y ejemplo,
Vos sois nuestra noble guía,
Vos nuestro amparo y consuelo».

¡¡Viva la Niña María!!
¡¡Viva la Virgen de los Ángeles!!

No Hay Comentarios

Publicar Un Comentario